Haz que tu cafetería sea más amigable con el medio ambiente

Uno de los pilares al momento de manejar una cafetería o cualquier local comercial es la optimización de los recursos. En este sentido, esto puede traducirse en un ahorro de costos, automatización de procesos o en compromisos más éticos, como promover una política sustentable. Este último ítem es vital para pensar en un cambio a la hora de contribuir al desarrollo del medio ambiente y a alternativas verdes que minimicen el impacto.

Y es que un local comercial o una cafetería pueden ser altamente nocivos mientras adquieren popularidad. Sin ir más lejos, diversos estudios han indicado que famosas cadenas multinacionales de café son las responsables del 1% (unos 6 mil millones de vasos al año) de la contaminación global con plástico de nuestro planeta.

¿Cómo alcanzar la sustentabilidad en mi cafetería?

Debido a esto, diversas tendencias han acaparado los modelos de negocio de las cafeterías del mundo que decidan adoptar un nuevo camino en base al cuidado del medio ambiente. De esta manera, adoptar una filosofía de economía circular es vital. Este nuevo paradigma pretende terminar con el actual sistema de usar y desechar, que predomina en casi todos los ámbitos. ¿Cómo evitar el colapso? En vez de malgastar recursos y energía, lo ideal es que los productos, sus componentes y recursos puedan ser reutilizados sin perder su valor. Así, se mitigan los daños y se termina con la limitación de productos finitos.

Sin embargo,  se deben tomar en cuenta diversos factores para asegurar la calidad y proporcionar un servicio ecológico y libre de contaminación. Cuando hablamos de reducir los efectos nocivos, nos referimos al uso de plástico, productos desechables, no contar con planes de reciclaje y utilizar ingredientes contaminados.

Calidad y productos compostables

Se sabe que un buen café depende en gran parte del agua que se utiliza para su preparación. Teniendo en cuenta lo anterior, una buena cafetería debe ofrecer siempre el mejor líquido. Si buscas adoptar una filosofía sustentable, la idea es trabajar siempre con agua purificada; filtrada y sin sabores o elementos que alteren su composición ni el paladar.

¿Por qué no utilizar agua embotellada? Esta popular forma de vender agua se encuentra en la mira ya que según un estudio, las partículas del plástico utilizado en el envase contaminan el líquido con polipropileno, nylon y tereftalato de polietileno (PET), lo que a largo plazo puede significar un riesgo para la salud, sumado al enorme daño medioambiental de los desechos plásticos.

Junto a la utilización de agua purificada, una cafetería sustentable debe incluir alternativas no contaminantes para sus materiales «desechables». Por eso, opciones como envases de 0% plástico hechos con material vegetal y reciclado pueden marcar la diferencia. En este caso, este tipo de envases no son estrictamente desechables, ya que gracias a sus materiales de fabricación con menos carbono y en base a celulosa u hojas de palma, pueden ser devueltos a su ciclo natural en un compost, biodegradándose hasta en 12 semanas solamente.

Esta serie de ideas y medidas, populares y aplicables en negocios, sólo dependen del compromiso y visión de los negocios. Si quieres reducir tu huella de carbono, optimizar costos y enviar un mensaje de sustentabilidad en cada taza de café, el momento es ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *