Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vestibulum eu elit urna. Quisque at venenatis eros. Praesent laoreet magna nunc, at posuere purus eleifend eu. Donec auctor at ipsum eget pretium. Donec porta dui arcu, sit amet viverra quam commodo vel. Sed convallis dictum orci. Nulla sed faucibus massa, sit amet finibus arcu. Nullam eget ligula dolor. Curabitur egestas lacus vitae nibh consequat iaculis. Vivamus ac aliquet justo. Nullam dignissim pretium leo at auctor. Fusce at eleifend ligula. Fusce a augue felis. Etiam dapibus rhoncus mi ut consectetur.

Curabitur eget vestibulum lorem, quis vulputate nibh. Morbi fringilla neque eu tristique interdum. In eu velit vehicula, lobortis enim vel, tempor metus. Aenean egestas mi tortor, eget laoreet arcu malesuada ac. Mauris facilisis placerat augue sit amet egestas. Phasellus sed tempor sem, nec commodo mauris. Praesent ac lectus vel nunc tempus efficitur eget non diam. Cras diam quam, commodo porta sodales sit amet, tempus vel purus. Curabitur at metus congue, venenatis lacus et, sodales enim. Quisque dui turpis, fringilla eu lacinia ac, semper ac turpis. Nunc nec nisl risus. Cras id gravida eros. Vestibulum tempor leo ac neque volutpat, in malesuada erat placerat. Pellentesque tempus, leo vitae vehicula aliquet, ante massa varius massa, quis maximus enim mi non erat.

Integer sollicitudin laoreet nisl, vitae sollicitudin velit pellentesque nec. Maecenas id sodales tellus. Etiam facilisis sapien vel mi elementum maximus. Quisque et est lorem. Sed eget quam auctor, finibus lorem sollicitudin, convallis ex. Integer magna elit, maximus in orci sed, vehicula vestibulum magna. Duis molestie consequat malesuada. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Sed mi ligula, placerat ut posuere eu, tincidunt eu neque. Nunc egestas sapien sed velit pulvinar molestie.

Lorem Ipsum - Restaurante, Providencia

 

En agosto de este año, el Instituto Profesional Culinary abrió una nueva y moderna sede donde se imparten las carreras de administración hotelera, administración de negocios de la industria del vino y dirección y producción de eventos. Como parte de la capacitación de sus alumnos, Culinary implementó con cavas de vinos (también importadas por Entorno al Vino) y todos los elementos necesarios para los talleres. Con la idea de incorporar equipamiento de última generación que fuera útil a las carreras y a los futuros profesionales del área, se optó por adquirir la máquina Blupura. Felipe de Pablo, jefe de la carrera de Administración Hotelera y Administración de Negocios de la Industria del Vino de la institución, indicó que “la decisión de incorporar una máquina Blupura con agua purificada es porque ofrece un producto de calidad, sobre todo en las clases de cata de vinos, donde los alumnos prueban hasta seis cepas diarias y el consumo de agua gasificada es abundante. Para esta clase antes se requería tiempo para comprar el agua envasada, retirar las botellas de la bodega y enfriarlas previamente; además los profesores no siempre contaban con el tiempo suficiente para realizar esta labor”.

En Culinary, los instructores que dictan las asignaturas hablan muy bien del equipo: el agua que entrega es filtrada y neutra, limpia el paladar y no otorga sabores o aromas no deseados al vino, permitiendo apreciarlo en su magnitud. “La temperatura también es importante, dado que algunas catas necesitan agua más fría. Además el agua tiene buen nivel de gas, para limpiar el paladar y lograr una buena cata de vinos. Lo otro es que la máquina Blupura es fácil de usar, se instala con una conexión eléctrica de 220v, no ocupa mucho espacio y posee filtro intercambiable. Un tema no menor a considerar es la disminución de la cantidad de basura que generan los envases, con lo que aportamos también como institución a la sustentabilidad”, explicó Felipe de Pablo.

La idea de esta nueva sede es marcar el sello de calidad de Culinary. Por ello ha proporcionado a sus alumnos equipos como Blupura, que hoy están a la vanguardia en la industria gastronómica.

Fuente: Revista Chef & Hotel, Octubre/Noviembre 2015.

Felipe de Pablo - Instituto Profesional Culinary, La Dehesa

 

Aldo Fossa por ejemplo, dueño de Cafetería Chiaroscuro, ubicada en Mall Costanera Center, señaló: “hace seis meses que tengo Blupura, tomé la decisión porque quería dar valor agregado al servicio. El equipo permite servir agua purificada de buena calidad, con y sin gas, a la temperatura adecuada, ideal para limpiar profundamente las papilas gustativas y preparar el paladar para degustar el café gourmet e infusiones que ofrecemos, ya que un café con buena acidez se complementa bien con agua soda, costumbre arraigada en la cultura italiana, donde es común que sirvan juntos estos dos elementos… El interés de la cafetería es asimilar esta tradición”. El empresario agregó también que “otro de los beneficios de la máquina es el reducido espacio que ocupa, versus la cantidad de bidones y botellas de agua mineral que teníamos almacenadas en nuestra pequeña bodega, o en el refrigerador para mantenerlas frías”.

Otro aspecto que destacó de las bondades de tener un equipo Blupura en Cafetería Chiaroscuro, es que “siempre había pérdida de agua con los bidones, ahora hay ahorro directo, asociado al costo del agua soda o mineral que a diario debíamos comprar”. Como el kilo de CO2 rinde 150 litros de agua y el filtro se cambia cada seis meses, Aldo Fossa calcula que la inversión la recuperará en un año.

Hoy, con el servicio de agua purificada de Blupura en Chiaroscuro, la cantidad de clientes que antes no bebía toda el agua ha disminuido… por algo será.

Fuente: Revista Chef & Hotel, Octubre/Noviembre 2015.

Aldo Fossa - Cafetería Chiaroscuro, Costanera Center