Felipe de Pablo

Instituto Profesional Culinary, La Dehesa

 

En agosto de este año, el Instituto Profesional Culinary abrió una nueva y moderna sede donde se imparten las carreras de administración hotelera, administración de negocios de la industria del vino y dirección y producción de eventos. Como parte de la capacitación de sus alumnos, Culinary implementó con cavas de vinos (también importadas por Entorno al Vino) y todos los elementos necesarios para los talleres. Con la idea de incorporar equipamiento de última generación que fuera útil a las carreras y a los futuros profesionales del área, se optó por adquirir la máquina Blupura. Felipe de Pablo, jefe de la carrera de Administración Hotelera y Administración de Negocios de la Industria del Vino de la institución, indicó que “la decisión de incorporar una máquina Blupura con agua purificada es porque ofrece un producto de calidad, sobre todo en las clases de cata de vinos, donde los alumnos prueban hasta seis cepas diarias y el consumo de agua gasificada es abundante. Para esta clase antes se requería tiempo para comprar el agua envasada, retirar las botellas de la bodega y enfriarlas previamente; además los profesores no siempre contaban con el tiempo suficiente para realizar esta labor”.

En Culinary, los instructores que dictan las asignaturas hablan muy bien del equipo: el agua que entrega es filtrada y neutra, limpia el paladar y no otorga sabores o aromas no deseados al vino, permitiendo apreciarlo en su magnitud. “La temperatura también es importante, dado que algunas catas necesitan agua más fría. Además el agua tiene buen nivel de gas, para limpiar el paladar y lograr una buena cata de vinos. Lo otro es que la máquina Blupura es fácil de usar, se instala con una conexión eléctrica de 220v, no ocupa mucho espacio y posee filtro intercambiable. Un tema no menor a considerar es la disminución de la cantidad de basura que generan los envases, con lo que aportamos también como institución a la sustentabilidad”, explicó Felipe de Pablo.

La idea de esta nueva sede es marcar el sello de calidad de Culinary. Por ello ha proporcionado a sus alumnos equipos como Blupura, que hoy están a la vanguardia en la industria gastronómica.

Fuente: Revista Chef & Hotel, Octubre/Noviembre 2015.